viernes, 22 de febrero de 2008

Seguimos teniendo el récord...¡en phishing!

A estas alturas de la película, no alcanzo a entender que todavía haya internautas que son estafados por Internet a través del método del phishing o suplantación de identidad. Las cifras no nos engañan. Según el último informe presentado por IBM, España es el primer país del mundo en intentos de estafa por correo electrónico. Teniendo en cuenta que en diciembre un estudio similar elaborado por RSA revelaba que España ocupaba el tercer lugar en el mundo en este tipo de estafa, parece que los internautas no han aprendido la lección.

Si estuviésemos frente a un timo novedoso, del que no se conoce nada, serían entendibles estas cifras. Sin embargo, el phishing constituye un fenómeno aparecido en todos los medios de comunicación (radio, prensa, TV e Internet) y al que se le han dedicado programas especiales para concienciar a los usuarios y prevenir la situación. Incluso las propias entidades bancarias se han comunicado con sus clientes para pedirles que jamás faciliten sus claves de acceso a través de Internet y aportando recomendaciones.

Pues parece que no sirven de mucho las advertencias porque las estafas en Internet y el phishing se siguen sucediendo. Pero bueno, seamos lógicos. Si a una persona le llega un mail de una entidad bancaria en la que no tiene domiciliada ninguna cuenta diciéndole que para actualizar sus datos debe facilitarles toda la información personal, incluidas sus claves de acceso... Eso da que pensar, ¿no?

Entiendo que si el mensaje suplanta la identidad de nuestra entidad bancaria habitual y uno no es experto en informática, puede resultar más difícil poder descubrir el engaño, pero para eso está lo que se llama sentido común. Llamemos a nuestra entidad bancaria y confirmemos si realmente han enviado ese mensaje.

Y por último, si usted nunca dejaría las llaves de su casa a un extraño... ¡No de la llave de acceso a su dinero a un estafador!

1 comentario:

Rafael dijo...

el desconocimiento es el primer enemigo que tienes los bancos, cabe destacar que el phishing es muy facil de detectar, sin embargo el usuario promedio no tiene esa capacidad por su confianza en los bancos.

Rafael Federer
Prestamos Personales